Thursday 28th of August 2014 | Spanish | English

Suscribirte en nuestro registro
y recibe noticias en tu correo electrónico

Regresar | Ultimas Noticias

 

 

ENTREVISTA AL EMBAJADOR LUIS GALLEGOS


La reciente vigencia de una nueva ley que permitirá el reforzamiento de la frontera de Estados Unidos con México y los anuncios de otras propuestas en Estados como el de Florida relacionadas con la migración son vistas por el embajador ecuatoriano, Luis Gallegos, como una oportunidad para republicanos y demócratas de buscar votos. Los hispanos constituyen actualmente el 9% del electorado en ese país.

Esto ante la proximidad de las elecciones bicamerales que se realizarán el próximo 2 de noviembre. El Embajador, que representa hace 5 años a Ecuador en Estados Unidos, precisa que aún no hay un escenario para aprobar una norma federal, como la reforma migratoria que ha propuesto el Presidente Barack Obama.

Buró de Análisis conversó con él para conocer cuáles son las medidas que se han tomado para luego de la promulgación de la Ley de Arizona. Se calcula que en ese país hay dos millones de ecuatorianos, de los cuales unos 700 mil no tienen documentos.

Gallegos anuncia además que en septiembre se abrirá el Consulado mixto en Phoenix (Arizona) que atenderá a ecuatorianos y peruanos.

¿Cambió la situación de los ecuatorianos indocumentados en Estados Unidos desde que entró en vigencia la Ley de Arizona?

Hay una enorme preocupación a nivel general porque no solamente es perder el empleo si no la preocupación de ser perseguido, así sea uno un ciudadano americano con características de hispanos.

Hay un temor creciente por este tipo de actitudes que rayan en la xenofobia. Casos de xenofobia a los que hemos asistido en New York, como los señores Lucero y Sucusañay. Hay violencia institucionalizada, eso es lo que más preocupa, el hecho de que haya desafueros y violencia en contra de la minoría migrante.

¿Leyes como la de Arizona o la propuesta del fiscal general de Florida, Bill McCollum, pueden tener relación con las elecciones?

Esta legislación está promovida por republicanos. Estamos a las puertas de una elección (noviembre próximo) donde están seriamente preocupados los demócratas de perder el control de las dos cámaras en el Congreso lo que dificultaría mucho cualquier legislación que venga del Presidente (Barack) Obama.

En toda esta campaña política se ha visto también en discusión el tema migratorio aunque hace unos años, hace aproximadamente 15 ó 20 años la población hispana que tenía derecho al voto era alrededor de 2% de la población general; hoy en día estamos hablando que el 9 al 10% del electorado total en Estados Unidos, es de origen hispano. Por lo tanto hay una gran contienda en captar ese voto por los dos partidos.

Lo que más me preocupa es la propuesta de varios senadores republicanos de eliminar el derecho de los niños nacidos en Estados Unidos a la ciudadanía americana. Eso me parece en realidad inaceptable, y sería una clara violación de las disposiciones constitucionales.

¿De dónde provienen este tipo de leyes?

Creo que esta tendencia a la radicalización o por lo menos a proponer legislaciones más radicales viene del partido republicano, más que del partido demócrata. Hay que tener clara conciencia y luego de las elecciones tendremos que mirar exactamente cómo está el tablero de ajedrez en este asunto para evaluar las medidas que debemos tomar estratégicamente. La principal es defender los derechos de los ecuatorianos en cada una de esas circunscripciones.

¿Hay inmigrantes a favor de leyes como la de Arizona?

El voto hispano esta dividido. No hay necesariamente lo que uno esperaría, una solidaridad hacia el compatriota o el compañero hispano. Hay muchos hispanos que están en contra de la regularización de los migrantes y que aprueban o por lo menos manifiestan su apoyo a este tipo de ley, lo que se considera inexplicable.

¿Por qué estos inmigrantes apoyan estas medidas legales?

Aquí en el fondo el problema es el empleo. Hay una recesión en Estados Unidos que no acaba de terminarse y cuyos mayores efectos son el desempleo. Tanto afroamericanos, hispanos o blancos están perdiendo empleo. En este momento hay una población de desempleados a nivel del país de diez millones de personas, por lo tanto hay una reacción y siempre surge cuando hay un tipo de recesión porque se afecta a los más vulnerables.

¿Qué esta haciendo la embajada ecuatoriana frente a leyes como la de Arizona?

La embajada está trabajando conjuntamente con otros países, por eso presentamos la tercería en el juicio contra la Ley de Arizona. Esa tercería nos la contagió México que es indudablemente el país más afectado.

Lo positivo para nosotros es que el mismo Gobierno Federal del Presidente Obama haya interpuesto una acción de inconstitucionalidad con lo cual detuvo en parte las acciones de esa Ley. Creo que todavía viene una fase donde los abogados tendrán que aplicarse para buscar una solución que elimine la Ley.

Nosotros hemos hablado en Washington no solamente con la administración del Presidente Obama, también con otros altos funcionarios. Ellos están de acuerdo en que es una norma que no debe ser aplicada y que debe ser una Ley Federal la que imponga las condiciones generales para la solución del problema migratorio.

¿Qué respuesta han recibido del Gobierno Federal?

Hemos ido más allá del Ejecutivo. Hablamos con los legisladores hispanos que son los que están liderando la causa de la protección de los migrantes. Pero en realidad en estos momentos, no hay ni el poder político del Presidente Obama, ni los votos en las cámaras para aprobar una legislación federal.

La ausencia de una ley federal va a permitir que afloren este tipo de leyes que son claramente violatorias de los convenios internacionales que suscribe Estados Unidos en Derechos Humanos y la Constitución Política norteamericana.

¿Qué otros Estados tienen leyes anti migratorias?

Nosotros sabíamos desde antes de la Ley de Arizona que habían varios proyectos de ley en otros Estados con similares características. Teníamos conocimiento que hay en Massachusetts y Rhode Island, aparte de legislaciones que estaban siendo estudiadas en otros Estados.

También había ordenanzas municipales como en la ciudad de Nebraska que tienen claros tintes de discriminación y obviamente criminalización al segmento de la migración no documentada pero que además de eso criminaliza el hecho de tener una apariencia física.

Hay alrededor de 25 Estados que han ido aplicando medidas como: no conceder licencias, no aceptar a niños documentados en las escuelas, no permitir que arrienden vivienda, castigar al empleador que los contrate. Son medidas que vienen hace algún tiempo cada vez más radicales en las legislaturas de varios Estados. Obviamente eso también ha hecho que nuestros compatriotas migren internamente a otros Estados con mayor amplitud.

¿Qué otras medidas toma la Embajada para ayudar a los ecuatorianos en Estados Unidos?

Estamos tramitando la apertura de un consulado en Phoenix Arizona, a los primeros días de septiembre. Además que este ente también va a cubrir necesidades de los peruanos, o sea va a ser el primer consulado mixto en Estados Unidos.

También estamos abriendo el de Atlanta, tenemos un consulado ad honorem ahí. Estamos tratando de reforzar eso porque hemos tenido problemas en Georgia y en las Carolinas. El año pasado abrimos otro en Minnesota.

Estamos tratando de cubrir las áreas donde vamos y obviamente observamos que podemos tener posibilidades de brindar un mayor servicio, pero al mismo tiempo de defender los intereses de los ecuatorianos.

¿En qué Estados se asientan los ecuatorianos?

Hay tres concentraciones mayores. En el área tri-estatal de New York, Connecticut y New Jersey. También tenemos una concentración en Chicago y Los Ángeles. Adicionalmente hemos observado una migración interna que cubre el medio este americano en Minnesota. También en la Florida tenemos un número importante de ecuatorianos.