Thursday 19th of October 2017 | Spanish | English

Suscribirte en nuestro registro
y recibe noticias en tu correo electrónico


Jose Cristobal—Celebrating 45 years of his dedication and hard work to the Embassy

Thursday, October 30th, 2014

After 45 years of service at the Embassy of Ecuador in Washington, D.C., Jose Cristobal Pilligua decided to say goodbye to the place and the people that saw him grow into the person he is today.

For the past four decades, Cristobal has devoted his life to the Embassy, several Ambassadors of Ecuador to the US and employees whom have taught him many valuable lessons and interesting stories. It all started when Cristobal came to the US in 1969 after getting a job offer from Ambassador Carlos Matilla, whom he met at a restaurant in Guayaquil, Ecuador. The opportunity could’ve not been any better for him as his family was already living in the country as well.

Following his arrival to the states, Cristobal began to work as Ambassador Matilla’s residence butler. His work was instantly noted and he was incorporated as an official staff member of the Embassy, where he has been working all these years. Cristobal has served as an administrative aide and has helped in providing logistical support to the Ambassadors that have in been in service.

From all the years spent at the Embassy, Cristobal says he has lived many significant moments and important visits, such as president Correa’s. “I remember one visit that everyone coined as the “blanket story” of president Correa. It was because I had bought and stored a new blanket/pillow that I knew one day would become handy. President Correa needed to rest in between his meetings and I wanted him to feel comfortable.”

Cristobal’s stories are endless. From a time when State Department personnel though he was the Ambassador to the time when he helped evacuate the Embassy’s premises during an earthquake in 2011. Although there are many interesting stories about Cristobal, the one that will always remain in the hearts of his friends and coworkers at the Embassy, is the one of a man who was loyal to those who surrounded him and who was always willing to go the extra mile for those who served at the Embassy during his time.

Now, officially retired, Cristobal is on his way back to Ecuador where he plans to spend his time growing cacao and coconuts in two small farms in the south of the country.


José Cristobal—Celebrando cuatro décadas de trabajo en la Embajada del Ecuador en Washington

Thursday, October 30th, 2014

Luego de 45 años de servicio en la Embajada del Ecuador en Washington, D.C. José Cristóbal Pilligua, personal administrativo, decidió retirarse. Cristóbal dedicó cuatro décadas de su vida al servicio de un sinnúmero de Embajadores y compañeros de la Embajada, quienes le enseñaron lecciones inolvidables e historias dignas de recordar.

Cristóbal recordó cuando fue la primera vez que llegó a Estados Unidos en 1969 con 25 años de edad. Cuando llegó al país comenzó a trabajar como ayudante en la residencia del Embajador Carlos Mantilla, quién le ofreció venir a Estados Unidos para unirse a su equipo de trabajo. Cristóbal no pudo haber estado más agradecido—su familia ya residía en esta nación..

Desde su llegada a Estados Unidos, Cristóbal comenzó a mostrar su ética de trabajo, lo que le aseguró una posición permanente en la Embajada de Ecuador en Washington, DC. Ahí comenzó su trayectoria. Su trabajo consistía desde proveer apoyo logístico durante las visitas de dignatarios hasta ayuda personal al Embajador/Embajadora en servicio.

De todos los años que ha servido, Cristóbal dice que una de las historias más memorables ha sido la que vivió hace un tiempo cuando el presidente Rafael Correa visitó la Embajada. “Recuerdo esa visita porque luego se convirtió en la historia de la sábana. Después de una larga jornada, el Presidente Correa necesitaba descansar. Por precaución, yo había comprado y guardado una almohada y sábana, la cual fue muy útil para que el Presidente pudiera descansar en medio de un día lleno de reuniones”

Las historias de Cristóbal son interminables. Desde una vez que un personal del Departamento de Estado le preguntó que si él era el Embajador hasta cuando tuvo que presenciar el terremoto del 2011, en donde estuvo a cargo de evacuar a todos los que estaban en los predios de la Embajada. Sin embargo, estas historias no alcanzan a describir la la talla de ser humano que es. Cristóbal siempre dejará un pedazo de él en todos sus amigos y empleados de la Embajada. Siempre fue un hombre sumamente respetuoso y leal con todos los Embajadores en servicio.

Ahora, oficialmente retirado, Cristóbal está de camino al Ecuador, donde planea trabajar en sus propios sembradíos de cacao y coco, ubicados al sur del país.


Embajadora Cely se reúne con Inversionistas Ángeles—Ayudando a las Empresas Ecuatorianas a llegar al Mercado de los Estados Unidos.

Thursday, October 30th, 2014

Washington, D.C. (October 28, 2014) – Inversionistas Ángel de Estados Unidos se reunieron con la Embajadora de Ecuador en EE.UU, Nathalie Cely, para discutir los beneficios y ventajas de invertir en compañías con sede en Ecuador.

El grupo de participantes incluye seis inversionistas estadounidenses que buscan invertir en ideas empresariales ecuatorianas, así como los dueños de negocios que buscan expandir sus operaciones a los Estados Unidos y otros destinos internacionales.

Este evento surgió como el inicio de la segunda fase de la iniciativa Innovation Challenge de Ecuador, donde los inversores escucharon las propuestas de negocio elaboradas por los ganadores seleccionados en la primera fase de la competencia, que se lanzó a principios de julio. Las ideas de negocio se centran en las áreas de software y tecnología, turismo y agroindustria, y la energía renovable.

La tercera y última fase de la competencia requiere a los finalistas presentar sus propuestas de negocio finales a potenciales inversionistas ángeles. En preparación para la presentación a estos inversionistas estadounidenses, los finalistas recibirán capacitación técnica, así como entrenamiento técnico de negocios y presentación.

La última fase se llevará a cabo en la Embajada del Ecuador en Washington, DC en noviembre de 2014.


Ambassador Cely Meets with Angel Investors—Helping Ecuadorian Companies reach the U.S. Market.

Thursday, October 30th, 2014

Washington, D.C. (October 28, 2014) – American Angel investors met with Ambassador of Ecuador to the US Nathalie Cely to discuss the benefits and advantages of investing in Ecuador-based companies.

The group of participants includes six American investors seeking to invest in Ecuadorian business ideas, as well as business owners who seek to expand their operations to the Unites States and other international locations.

The event served as the second phase of Ecuador’s Innovation Challenge, where investors listened to business proposals prepared by the winners selected during the first phase of the competition in early July. The business ideas focus in the areas of software and technology, tourism and agribusiness, and renewable energy.

The third and final phase of the competition requires finalists to present their final business proposals to potential angel investors. In preparation to presenting to potential investors, the finalists will receive technical training, as well as business and presentation coaching.

The last phase will take place at the Ecuadorian Embassy in Washington, DC in November 2014.


Paola Molina—La oportunidad es la ventana hacia el éxito

Thursday, October 30th, 2014

Ecuatoriana Paola Molina reflexionó sobre su travesía de convertirse en científica, y reconoció que sus padres lograron allanar el camino al inculcarle el valor del trabajo duro y de la determinación.

Cuando Paola cumplió 5 años de edad, sus padres tomaron la decisión de emigrar hacia los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de empleo y educación para su familia. Su padre, un fisiatra entrenado, la expuso al mundo de las ciencias desde una edad temprana. Por lo que, desarrolló una pasión intrínseca por la disciplina y para cuando ingreso a la universidad, decidió estudiar biología.

Paola recordó haber sido inspirada por científicos, en especial los biologos. “Parecían saberlo todo. Los biólogos entienden y conocen cómo funcionan las cosas”, dijo luego de haber completado sus estudios universitarios en ciencias de la Universidad de Cumberland en 2008.

“Al poco tiempo de graduarme, un profesor me sugirió involucrarme en un proyecto de investigación para que pudiera aumentar la probabilidad de que me aceptaran en la escuela de medicina. Yo tomé esta recomendación como una oportunidad para educarme más en la industria y así fue como comencé mis estudios postgrados en biología en Middle Tennessee State University (MTSU)”.

Durante el tiempo que estuvo en la maestría, Paola enfocó sus investigaciones en estudios de células cancerosas que habían sido expuestas a rayos ultravioletas. Estos casos la motivaron a continuar trabajando en la industria. Al poco tiempo de que recibió termino su maestría, decidió continuar estudiando para obtener el grado PhD.

Paola ha demostrado estar comprometida con su carrera, y ella dice esto se lo debe a sus padres. Actualmente forma parte del equipo de profesionales del departamento de Biología de MTSU, en donde aún se encuentra cursando su PhD. Sus investigaciones se enfocan ahora en enfermedades mitocondriales, las cuales son heredadas por el DNA de la madre. Paola expresó que quiere tener un impacto positivo en la industria y quiere “ayudar a avanzar las investigaciones de enfermedades, ya que los tratamientos disponibles continúan siendo riesgosos para los pacientes”.

En el 2016, espera terminar su PhD en Biología y unirse al equipo de investigaciones de St. Jude Children’s Hospital. Su sueño sería formar parte del equipo de Mr. Douglas Gree, uno de los principales investigadores del cáncer en niños en la nación americana.

En retrospectiva, Paola dice que ver a sus padres emigrar del Ecuador hacia Estados Unidos en dos ocasiones fue clave para enseñarle a nunca rendirse con sus metas. “Cuando piensas en Ecuador, piensas en lo pequeño que es, pero la realidad es que no importa qué los ecuatorianos nunca se rinden. Si me brindas la oportunidad demostraré que no me rendiré y que trabajaré hasta poder convertirme en la persona que quiero ser”.