Saturday 19th of April 2014 | Spanish | English

Suscribirte en nuestro registro
y recibe noticias en tu correo electrónico

Noticias-Espanol


Presidente de Ecuador Rafael Correa a Charlie Rose: “Nuestro desempeño económico es uno de los mejores de la región”

Friday, April 18th, 2014

En cándida entrevista, el presidente Correa discute las relaciones Estados Unidos-Ecuador, Julian Assange, y el desarrollo de América Latina

NEW YORK (15 de abril de 2014)– En una entrevista de media hora que se transmitió a nivel nacional en los EE.UU. y en todo el mundo, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se sentó con Charlie Rose el viernes para describir la creciente economía del país, la importancia de crear sociedades justas, la relación entre los Estados Unidos y América Latina, y la decisión de conceder asilo al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Durante la entrevista, el presidente Correa destacó el compromiso de Ecuador con eliminar la pobreza y aumentar la igualdad social mediante la aplicación de políticas, instituciones y programas que garanticen que los más ricos del país no reciban privilegios injustos. Esto incluyó el éxito que ha tenido el país en las áreas de educación, sistemas de salud y crecimiento económico.

“Nuestro desempeño económico es uno de los mejores de la región”, dijo el presidente Correa. “Por ejemplo, nuestra tasa de desempleo es de alrededor de 4%.”

Agregó que, “Eliminar la pobreza … es el imperativo moral de nuestro gobierno. Somos subdesarrollados porque históricamente hemos sido controlados por las élites poderosas. Así que tenemos que cambiar esta relación de poder, y estamos haciendo exactamente eso a través de un proceso muy democrático “.

El presidente Correa también expresó que aunque él cree que Ecuador y los Estados Unidos tienen una buena relación, a él “le gustaría mejorar estas relaciones” aumentando la comprensión entre las dos partes.

“Creo que tenemos una buena relación, pero podría ser mejor”, dijo. “[Podríamos] conocernos de una mejor manera, para entender lo que está pasando en Ecuador. Para saber un poco más, no sólo de Ecuador, si no de toda América Latina “.

“La política exterior de los Estados Unidos no ha tenido en cuenta América Latina y esto es un error”, añadió el presidente Correa. “Tal vez las economías más grandes, pero hay varios otros países que no se toman mucho en cuenta. Y esa es una situación que debe cambiar “.

El presidente Correa también se refirió a la decisión de Ecuador de conceder asilo a Julian Assange, diciendo: “Tal vez no estoy de acuerdo con lo que Julian Assange hizo. Pero ese no es el problema. El problema no es político. El problema es justicia. Examinamos por dos meses la solicitud de asilo de Julian Assange, y llegamos a la conclusión de que … no había una garantía del debido proceso. Por eso le dimos asilo a Julian Assange “.

Finalmente, el Presidente Correa también habló sobre el diverso y colorido ambiente para los medios de comunicación de Ecuador, y los importantes esfuerzos para fomentar la libertad de prensa independiente de intereses poderosos.

“Es bueno tener medios de comunicación públicos, que no son controlados por el gobierno. [Los medios públicos] tienen independencia y pueden criticar al gobierno “, declaró. “Los medios privados critican al gobierno todos los días. Muchos de ellos son propiedad de la élite “.

La entrevista completa se puede ver en http://www.charlierose.com/watch/60375171


GRANDES OPORTUNIDADES PARA CONSOLIDAR LA ECONOMIA DEL CONOCIMIENTO SE IDENTIFICAN LUEGO DE LA DE LA VISTIA DEL PRESIDENTE CORREA A ESTADOS UNIDOS

Wednesday, April 16th, 2014

La visita del Presidente Rafael Correa a Estados Unidos ha permitido identificar diversas oportunidades que permitirán potenciar la generación de conocimiento, ciencia y tecnología en el Ecuador principalmente a través de la investigación y desarrollo, la innovación en la industria ecuatoriana y la atracción de inversión extranjera.

La presentación del Presidente Correa sobre el modelo ecuatoriano en las Universidades de Harvard, Yale y MIT, despertó el interés de varios centros de investigación en Estados Unidos como el Earth Institute de la Universidad de Columbia en Nueva York, el Wyss Institute de Harvard y el Laboratorio del Prof. Scott Strobel de la Universidad de Yale.

Los representantes de estos importantes centros de pensamiento han reconocido que las iniciativas de IKIAM y YACHAY tienen potencial de convertirse en movilizadores de intercambios científicos a nivel regional. Por ejemplo, el Earth Institute ha empezado a trabajar en una hoja de ruta que permitirá construir dos redes de conocimiento entorno a estas dos universidades, una para el desarrollo sostenible de la biodiversidad amazónica y otra para el desarrollo sostenible andino

Adicionalmente, se han identificado oportunidades de cooperación que permitirían fortalecer los esfuerzos del Gobierno por fomentar la adopción de innovación en el sector privado ecuatoriano, especialmente en el sector del bioconocimiento. Dentro de los centros de investigación visitados se han identificado esfuerzos orientados al diseño y producción de nuevas tecnologías y productos inspirados en procesos biológicos. Por ejemplo, en Harvard se identificó una investigación que está desarrollando una tecnología que permitiría convertir los residuos de la cáscara de camarón en vasos y recipientes plásticos; o en Yale se ha identificado el trabajo del Prof. Strobel, quien junto a estudiantes de Yale y de la Universidad Católica del Ecuador en Quito, han descubierto en la región amazónica un hongo que acelera el proceso de degradación de polímeros.

Estos esfuerzos se complementarían con el firme compromiso del Gobierno por mejorar el clima de negocios ecuatoriano a través de procesos y trámites ágiles y eficientes y mediante del acceso a fondos de capital de riesgo que cofinancien proyectos de innovación y nuevos emprendimientos de alto valor agregado.

Finalmente, el Presidente Rafael Correa dio a conocer durante su visita a Nueva York y en el marco de un almuerzo con líderes de opinión empresarial de Estados Unidos los grandes logros y avances en materia económica y social que ha alcanzado el país, e invitó a los inversionistas y empresarios a visitar e invertir en el Ecuador. Fruto de esta invitación, representantes de empresas del sector de biotecnología de Boston, han empezado a trabajar junto con la Embajada de Ecuador en Estados Unidos para realizar una visita al Ecuador con el objetivo de identificar oportunidades de inversión y con el interés de convertir al Ecuador en un polo de atracción y destino para este tipo de inversiones.


Modernizando la Inversión Extranjera Directa para el siglo 21

Monday, April 14th, 2014

Original en inglés publicado por THE HILL
10 de abril, 2014
Por Emb. Nathalie Cely

Mientras las economías alrededor del mundo están cada vez más conectadas y entrelazadas debemos organizar un sistema de comercio global que pueda adaptarse a este mundo cambiante del siglo XXI. La inversión Extranjera Directa (IED) tiene el potencial de contribuir significativamente al desarrollo económico sostenible, pero debemos tener políticas comerciales que satisfagan las necesidades no solamente de los países industrializados, sino también de las economías en desarrollo.

Durante décadas, la IED se ha guiado en gran medida por los Tratados Bilaterales o Multilaterales de inversión. Actualmente, existen más de 3.000 acuerdos bilaterales y regionales para la protección de las inversiones en el mundo. Estos acuerdos prevén la estructura legal subyacente del sistema internacional de inversiones.

Sin embargo, la aplicación de estos tratados ha llevado a cada vez más consecuencias negativas para los países en desarrollo, como Ecuador, lo que conduce a una creciente ola de criticismo. Esas consecuencias han incluido el desproporcionado poder de los árbitros internacionales a la hora de interpretar esos tratados; la falta de transparencia en el proceso; y la marginación de la capacidad de un estado para implementar políticas de supervisión. Todo esto puede tener un impacto negativo no sólo en el gobierno, sino también en las personas a las que sirve.
Por ejemplo, el ganador del premio Nobel, el economista Joseph Stiglitz correctamente ha observado que este sistema ha significativamente impedido la habilidad de los países en desarrollo para proteger sus medio ambiente de las actividades desarrolladas por las empresas mineras o petroleras; la salud de sus ciudadanos de las empresas tabacaleras; y sus economías de los ruinosos productos financieros que jugaron un importante rol en la crisis financiera global del 2008.

A mediados del siglo XX, países en América Latina a menudo cayeron victimas de este sistema imperfecto, mientras sus recursos fueron explotados por empresas extranjeras atraídas por el petróleo recientemente descubierto. La mayoría de estas naciones, como Ecuador, en aquel tiempo, sufrieron por la falta de una estructura coherente para tratar con las empresas extranjeras e inversionistas. También sufrimos las debilidades institucionales que minaron la capacidad de formular políticas públicas adecuadas para regular nuestros mercados.
Ahora, en el 2014, los países de América Latina están viendo un crecimiento sin precedentes, debido en parte a las reformas que han estabilizado los mercados y han fomentado las inversiones para el desarrollo económico y social de cada nación. La región ha experimentado tasas de crecimiento superior al 4 por ciento durante la última década – tiempo durante el cual, incluso países como los Estados Unidos estaban experimentando dificultades económicas.

Desde que fue elegido en el 2007, el Presidente de Ecuador Rafael Correa ha sido fundamental en lograr la estabilidad económica después de que nueve presidentes fueron destituidos de su cargo desde 1996. La solidez durante su presidencia ha colocado al Ecuador como un líder regional, sobre la base de reconocimiento del Banco Mundial por pasar de ser un país con ingresos medios a una economía de ingresos medios altos. Más recientemente, una de las principales empresas multinacionales estadounidenses se comprometió a expandir sus inversiones por $1 mil millones durante los próximos cinco años. Además, el Ecuador ha adoptado una de las Constituciones más amigables con los derechos de la naturaleza –provee a la naturaleza de derechos y un marco normativo que regula las operaciones públicas y privadas.

En una escala más amplia, esta semana convocamos junto al Centro VALE de Columbia sobre Inversión Extranjera Sostenible una conferencia entre economistas, abogados y académicos con renombre mundial con el objeto de debatir y desarrollar soluciones para mejorar temas de desarrollo y tratados de inversión. Con ese fin, la historia del Ecuador ofrece una lección importante mientras ampliamos las iniciativas de comercio global y trabajamos para corregir el actual sistema de arbitraje entre inversionista-estado.
El petróleo fue descubierto en la Amazonía ecuatoriana en la década de 1960 y su extracción controlada por Texaco (ahora propiedad de Chevron). Nuestra selva es considerada una de los más diversos bio- hábitats, y sin embargo su ecología ha sufrido devastadores daños como consecuencia de las insensibles técnicas utilizadas bajo dirección de Texaco. En los últimos 20 años ha habido innumerables acciones legales entre los ciudadanos perjudicados, Texaco, Chevron y el estado ecuatoriano.
A pesar de años de litigios – diez en los Estados Unidos y diez en Ecuador – no se remedia el daño. El caso Chevron es un ejemplo clásico de por qué el sistema de arbitraje se debe reacondicionar – el interminable litigio todavía tiene que producir una solución viable y nuestro pueblo sigue sufriendo.

La reforma debe abordar la legitimidad, coherencia y la previsibilidad del sistema instituyendo: 1) una selección transparente de árbitros que sólo ejerzan ese papel y no defiendan a las empresas en otros foros, que pueden dar lugar a obvios conflictos de interés, 2) el establecimiento de un órgano de apelación dentro del sistema de arbitraje, 3) la incorporación en la obligación de los inversionistas en los tratados de inversión de de empezar reclamos arbitrales solamente luego de que las vías legales locales se hayan agotado y 4) la incorporación del derecho de los Estados a ejercer su capacidad regulatoria sobre temas relacionados con la política industrial, medio ambiente y salud, entre otros.

Estas reformas no pueden suceder de la noche a la mañana, pero debemos mantener discusiones abiertas y transparentes sobre la reforma del sistema, de manera que podamos contar con un marco regulatorio y legal que funcione en la economía moderna, global del siglo XXI.

Las duras lecciones que hemos aprendido dolorosamente en Ecuador deben ser tomadas como un momento de aprendizaje. No podemos dejar que esta oportunidad pase.


Embajada del Ecuador en Washington, DC responde a la carta de los Senadores estadounidenses al Presidente Correa

Wednesday, April 9th, 2014

Washington, DC (9 de abril de 2014) - Es decepcionante que un pequeño grupo de senadores de Estados Unidos haya optado por tergiversar públicamente las acciones y políticas de la República del Ecuador, especialmente después de que la Embajada ha estado en comunicación directa con estos mismos funcionarios con el fin de compartir más información sobre los temas a los que aludieron en su carta.

Como hemos informado a este pequeño grupo de senadores, la decisión de USAID de detener las operaciones en Ecuador fue una decisión unilateral por parte de USAID, no del Gobierno de Ecuador. Valoramos una cooperación constructiva con los EE.UU. que contribuya al desarrollo de nuestro país, como la cooperación que se estableció durante la visita del Presidente a los Estados Unidos esta semana. Damos la bienvenida a un futuro diálogo en este sentido.

Más aun, las cuestiones jurídicas y políticas presentadas en la carta han sido revisadas y tratadas por un poder judicial independiente, en consonancia con legislación nacional e internacional. La oposición política es bienvenida y alentada en nuestro Ecuador, e invitamos a los senadores a leer los cientos de periódicos ecuatorianos para descubrir la diversidad de puntos de vista que se expresan libremente todos los días. Valoramos la diversidad de opiniones como parte de nuestra sana y robusta democracia; no podemos tolerar la difusión intencional de mentiras.

Por último, con respecto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Ecuador es uno de los muchos países que piden aumentar la eficacia de los relatores para las mujeres, los niños, los indígenas y otros con el fin de fortalecer el sistema.

Es decepcionante y engañoso que estos hechos no fueran compartidos o presentados en la carta del día de hoy. La Embajada de Ecuador sigue abierta a continuar estas conversaciones con todos los representantes del Senado, y reconocemos que estos 8 senadores no representan las opiniones de todo el Gobierno de EE.UU. o el pueblo estadounidense.

Mientras el Presidente Correa visita los Estados Unidos esta semana, nos alegramos por las nuevas y numerosas oportunidades para el intercambio de educación, transferencia de tecnología y aumento del comercio e inversión que se están llevando adelante. Nosotros y muchos otros reconocemos los beneficios mutuos de esa cooperación para nuestros países.


LA LIBERTAD REAL REQUIERE JUSTICIA

Wednesday, April 9th, 2014

Traducción de la versión original publicada en Boston Globe.

Para entender lo que está pasando políticamente en toda América Latina, no hay más que mirar a la historia de los Estados Unidos. A pesar de su estatus como la democracia más antigua del mundo, a los Estados Unidos le tomó siglos cumplir con los principios de igualdad y libertad consagrados en sus documentos fundacionales. De hecho, la creencia de que Estados Unidos era en realidad una democracia formal existía incluso cuando el sufragio estaba reservado para hombres ricos y blancos, y mientras los afroamericanos fueron esclavizados durante un siglo y sometidos a brutal racismo y segregación otro siglo, después de su emancipación.

Nos encontramos ante una paradoja similar en América Latina hoy. Cuando las elites de América Latina - incluyendo sus medios de propiedad corporativa - hablan de libertad e igualdad, sólo hablan para sí mismos. Al igual que los Padres Fundadores de Estados Unidos que predicaban la igualdad pero eran dueños de esclavos, las élites latinoamericanas han dejado fuera grandes partes de la población, perjudicándolas, dejándolas descontentas y marginadas. En muchas de nuestras nacientes democracias, los derechos “fundamentales” son la provincia de los poderosos.

Las definiciones de libertad y justicia varían según la perspectiva que uno tenga, y para las 164 millones de personas en América Latina que viven en la pobreza - y los 68 millones que continúan en la pobreza extrema - no hay justicia ni libertad ni verdadera democracia. Esta pobreza no es el resultado de la falta de recursos, sino de la desigualdad generada a partir de una estructura de poder perversa en la que históricamente algunos pocos dominan la mayoría. Esta estructura ha permitido al 20 por ciento más rico obtener el 47 por ciento del total de ingresos en América Latina, mientras que el 20 por ciento sólo obtiene un 5 por ciento, según estadísticas de las Naciones Unidas.

Durante los siete años que he gobernado a Ecuador, mi partido ha liderado el movimiento para acabar con esta paradoja al romper el monopolio de las elites y de la democratización de nuestro proceso político para que sea realmente por y para el pueblo. Hemos invertido nuestros recursos inteligentemente y para la mayoría de nuestro pueblo, especialmente para los más pobres. Por ejemplo, tenemos la mayor proporción de inversión pública a PIB en América Latina (15 por ciento), mientras la deuda pública total es de apenas el 23 por ciento del PIB, gracias a la triplicación de los ingresos fiscales logrado a través de la recaudación de impuestos eficiente y bien aplicada - no aumentos de impuesto. Esta inversión pública masiva ha dado lugar a transformaciones históricas en la educación, salud, cuidado de niños, carreteras, puertos, aeropuertos, telecomunicaciones, generación de energía, sistema de justicia y seguridad .

El resultado es que el Ecuador actualmente lidera en América Latina en reducción de la desigualdad social y económica, y estamos entre los tres primeros en la reducción de la pobreza. Ecuador es una de las tres economías de América Latina más dinámicas, con un crecimiento promedio de 4,2 por ciento desde 2007 a ​​2013 y la menor tasa de desempleo en la región (4,1 por ciento). Según el Informe de Desarrollo Humano 2012 de las Naciones Unidas, durante el período de 2007 a 2012 - que coincide con nuestro gobierno - Ecuador es uno de los tres países del mundo con mayor movilidad ascendente en términos de desarrollo .

Estos logros son ya conocidos como el ” milagro ecuatoriano , y la consecuencia más evidente ha sido la estabilidad política. Desde 2006, nuestro partido ha ganado diez elecciones consecutivas, y tenemos las más altas calificaciones de aprobación en el continente, con alrededor del 80 por ciento. La democracia formal se ha logrado, pero, más importante, también la democracia “real” - la que proporciona acceso a los derechos, igualdad de oportunidades y condiciones de vida decentes.

Cuando se trata de derechos humanos, Ecuador está entre los siete de los 34 países del continente que han suscrito absolutamente todas las convenciones interamericanas de derechos humanos. Al igual que con todo verdadero Estado de Derecho, perseguimos los delitos, no personas específicas. Pero poniendo fin a las preferencias y ventajas históricamente dadas a selectos grupos, por primera vez, todo el mundo es ahora igual ante la ley y deben responder a los mismos estándares de justicia. Como era de esperar, nos enfrentamos a una feroz oposición por parte de estos mismos grupos.

A muchos políticos estadounidenses no les gusta que los gobiernos de izquierda , que constituyen la mayoría de los gobiernos de América del Sur, logren ese éxito. Los Estados Unidos son el país más poderoso del planeta, y uno de los más exitosos en la historia de la humanidad, pero no hay un camino “universal ” para lograr la libertad y la justicia.

Admiro la extraordinaria capacidad de Estados Unidos para innovar, el espíritu de lucha de sus ciudadanos y de sus prestigiosas universidades y el sistema educativo. Hay mucho espacio para colaborar en las áreas de la ciencia, la tecnología, el comercio y demás en el marco de una relación bilateral que debe basarse en el respeto mutuo y el reconocimiento de nuestros propios intereses.

Pero para aquellos que quieren crear un monopolio sobre la definición de los conceptos sublimes como ” libertad”, deben también comprender que no puede haber libertad sin justicia. En América Latina, donde no sólo las desigualdades económicas, sino políticas y jurídicas plagan nuestro continente, la búsqueda de la justicia es el único camino para alcanzar la libertad verdadera.

Estos problemas son de carácter político, y no pueden resolverse sin abordar nuestras prioridades sociales: élites o todos, capital o seres humanos, mercado o sociedad ? Hoy en día, los que tratan de transformar las democracias de papel de América Latina en verdaderas democracias son atacados subversivamente por aquellos cuyo estatus y poder está siendo cuestionado. Estas personas afirman que se le niega su libertad de expresión, cuando en realidad lo que buscan es la impunidad de los medios de comunicación para manipular la verdad. Hacen acusaciones de faltas de respeto a sus derechos humanos, porque por primera vez la ley se aplica por igual a todos. Y acusan de dictadura y autoritarismo, porque no pueden lograr que el gobierno se someta a sus caprichos e intereses.

Como economista educado en América Latina , Europa y los Estados Unidos , tuve la oportunidad de vivir cuatro años en este maravilloso país. Por esta razón, sé que muchos estadounidenses consideran a Abraham Lincoln el mejor presidente de la historia , incluso si algunos de sus contemporáneos lo injuriaban como un “tirano”, “déspota’,’ “fanático” y “loco” por su noble lucha por la abolición la esclavitud.

Hay mucho que aprender del ejemplo de Lincoln, a saber, que la igualdad y la libertad imprescindible debe sobrepasar el triunfo y la conveniencia.

“Todos los hombres son creados iguales, son dotados por su Creador con ciertos derechos inalienables, entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad . ” Esas palabras fueron escritas cuando los Estados Unidos aspiraban a ser una democracia. En Ecuador y en toda América Latina, también sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, y hay que hacerlas realidad no sólo para ciertas personas o en algún momento en el futuro, sino en este momento y para todos.